El gobierno provincial declaró a Rojas en estado de “emergencia hídrica”

Toda la cuenca del Río Arrecifes, que preside el intendente Rossi, fue declarada en estado de emergencia. La medida se tomó en medio de un escenario crítico donde  los volúmenes de drenaje de las cuencas son superadas por el agua.

 

El agua no da tregua en toda la cuenca del Río Arrecifes ni en otras de la zona del noroeste bonaerense. Por tal motivo la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, declaró el estado de emergencia hídrica  al Municipio de Rojas y en otros 25 municipios por 18 meses a partir de ayer jueves 18 de mayo.

Por medio del expediente 2406-3028/2017 el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos declaró dicho estado en los términos de la Ley 11.340 para la ejecución de obras en determinados partidos de la provincia afectados por las inundaciones, ya que los registros pluviales de la región, desde diciembre 2015, resultan ser superiores a la media histórica, con records que en algunos casos superan los tres mil milímetros acumulados.

Lo cierto es que toda la cuenca del Río Arrecifes, la cual preside el intendente Claudio Rossi, fue declarada en emergencia. Colón, Pergamino, Salto y Arrecifes son algunos de los distritos que desde ayer tienen dicho rótulo. Ahora, la provincia deberá tomar las acciones necesarias para aliviar las consecuencias de las inundaciones y el escurrimiento superficial de las aguas que afectan a decenas de partidos.

Con el decreto de Vidal el Ministerio de Infraestructura podrá adoptar las decisiones que estime convenientes para evitar agravaciones que pudieran derivarse del fenómeno meteorológico individualizado y solucionar los problemas que generan las inundaciones.

La medida se tomó porque las intensas lluvias han generado un escenario crítico en determinadas zonas superando los volúmenes de drenaje de las cuencas, saturando la capacidad de absorción de los suelos y colmando los bajos intermedanosos hasta su desborde por sobre los terrenos naturales.

Además, el alto nivel de las napas freáticas limitó la capacidad de almacenar las precipitaciones, aumentando los escurrimientos superficiales y el movimiento de masas de aguas en forma laminar. Todos estos fenómenos generan cortes de caminos, interrupción en las vías de comunicación y diferentes consecuencias en la infraestructura vial con el consecuente aislamiento de centros urbanos, como así también las actividades productivas de las zonas comprendidas.

Además de los municipios mencionados en párrafos anteriores, los otros declarados en emergencia hídrica son General Villegas, Carlos Tejedor, Ameghino, Rivadavia, Pellegrini, Trenque Lauquen, General Pinto, Pehuajó, Hipólito Yrigoyen,  Bolivar, 25 de Mayo, Leandro N. ALem, Lincoln, Arenales, Carlos Casares, Junín, Chacabuco, 9 de Julio, General Viamonte, Bragado y San Nicolás.

Deja un comentario