DC brindó panorama tras sobrevolar la cuenca

 

                            Ruta 188 zona Kamao

Hace un par de semanas que la Dirección de Defensa Civil (DC) del Municipio de Rojas, de manera articulada con otras áreas, viene trabajando en prevención; más precisamente siguiendo de cerca el comportamiento del río Rojas y el nivel del cauce. Entre las tareas que se ejecutan están el monitoreo del río con el limnígrafo y  tareas de campo no solo en Rojas sino que en toda la cuenca del río Arrecifes.

Para entender la situación primero es necesario tener en claro que el nivel natural del río se da entre el metro y metro y medio de profundidad. Superada esa medida el agua sale del cajón y ahí comienzan a surgir inconvenientes. Desde que comenzó aplicarse la tecnología para saber el nivel del río, el record de crecida se dio el 11 de abril cuando llegó a 5 metros 7 centímetros. Con el paso de los días el agua bajó pero nunca llegó a encajonarse. El problema es que la cuenca está saturada de agua y las últimas lluvias generaron nuevos inconvenientes.

El 10 de mayo se dio un nuevo pico, en este caso de 3 metros 49 centímetros. Nuevamente el agua comenzó a bajar de manera lenta pero la incógnita surge por las futuras lluvias que se puedan originar este fin de semana. “Desde principio de año que el río Rojas no está por debajo del metro setenta”, advirtió Silvina Mistó, directora de DC.  Los tres metros y medio son el punto crítico ya que a esa altura el agua comienza entrar en Kamao, sube a la ruta 45 y queda muy cerca de Santa Teresa.

Como se explicara, el rio por estas horas está bajando lentamente pero será trascendental cómo se desarrollen los próximos días. El panorama no es del todo alentador debido a que para este fin de semana se esperan entre 80 y 100 milímetros de lluvias. Es por eso que ayer personal de DC de la provincia de Buenos Aires junto a funcionarios locales sobrevolaron la cuenca y advirtieron, o mejor dicho confirmaron, la saturación de agua de la cuenca. Entre los que realizaron el vuelo estuvo presente Luciano timmerman, director provincial de DC.

Por esta situación DC local intensificó los monitoreos y brindó como siempre consejos y datos del ritmo de crecida a los vecinos que viven en zona de riesgo para que estén prevenidos. “Estamos realizando un trabajo que consiste en estar cerca del vecino, mantenerlos alertados, no crearles temor pero que sí sepan cual es la situación”, dijo Mistó.

El vuelo de ayer sirvió para sacar conclusiones en uno de los puntos críticos. La directora contó que en el sobrevuelo pudieron observar que hay mucha agua en las lagunas que regulan los picos de crecida por lo que no están cumpliendo su función. Esto hace que el agua que se sume a la cuenca en próximas lluvias se incorpore directamente al rio. “Las napas están muy altas. Pudimos ver que donde hay bajos en los terrenos ya el agua sale a superficie por lo que creemos que esta a nivel de piso. La situación es complicada en toda la cuenca y no se resuelve solo con obras en Rojas”, remarcó.

Por lo último explicado provincia deberá realizar una planificación de obras para hacer frente a una situación que se origina como consecuencia de veinte años de desidia. Pero no hay otra alternativa de ponerle el pecho a la situación y seguir trabajando para que los vecinos estén contenidos e informados. En este contexto vale adelantar que en estos días habrá una reunión en Santa Teresa para informar cómo viene el tema climático.

Deja un comentario