El programa “Argentina Trabaja” se afianza y busca incrementar la producción

Los titulares del programa trabajan de lunes a viernes realizando bloques intertrabados y baldosas de 40×40. Nora Calderone contó que el objetivo es sumar más gente y construir rampas para discapacitados y mobiliario urbano para espacios públicos.

 

Varias fuentes del pensamiento sostienen que el trabajo es fundamental para el ser humano, porque es el medio por el cual transforma la realidad para satisfacer sus necesidades físicas y espirituales. Por tal caso, la generación de un empleo digno es esencial en los tiempos modernos; en este contexto, allá por 2009 en Rojas comenzó a funcionar el Programa de Ingreso Social con Trabajo “Argentina Trabaja” (Prist), el cual en los últimos dos años logró dar el salto que estaba necesitando.

Dicho esquema tiene como objetivo la promoción del desarrollo económico y la inclusión social a través de la generación de nuevos puestos laborales genuinos fundados en el trabajo organizado y comunitario, incentivando e impulsando la formación de organizaciones sociales de trabajadores. En Rojas este programa se viene desarrollando con un crecimiento notable en los últimos tiempos. Tal es así que quienes lo encabezan tienen en mente incrementar la cantidad de personas que lo componen y sumar más actividades que permitan incrementar la producción, lo cual beneficia directamente a los titulares del programa.

Los trabajadores cumplen horario y reciben una remuneración mensual. Por la mañana se dedican a la producción de adoquines y baldosas que luego el Municipio utiliza en diferentes puntos de la ciudad (por ejemplo, se hicieron las veredas del Cementerio y el Corralón). Además, un porcentaje de lo producido queda en manos de los trabajadores que, por la tarde, lo comercializan; de esta manera, generan otro ingreso económico además del fijo.

Este espacio logró consolidarse con el paso del tiempo y hoy es mucho más que una fuente de trabajo genuina que motiva a los trabajadores que se acercan para alcanzar los objetivos. En la actualidad, son doce las personas que cumplen con el régimen establecido por la Cooperativa y trabajan en el proyecto: diez mujeres y dos hombres; los trece restantes han dejado el espacio tras ser requeridos en otros trabajos con mayor estabilidad o remuneración. Es por eso que hay intenciones de sumar más trabajadores dado que hay mucha actividad por hacer.

En la Cooperativa, el régimen de trabajo es de lunes a viernes, de 8.30 hasta las 12 horas y siempre hay un jefe del taller y una arquitecta que orienta, guía y planifica la parte de colocación. En cuanto a los trabajadores, el rango de edades de los hombres y mujeres que integran la cooperativa es amplio, con gente joven y adultos más avanzados en edad.

La secretaria de Desarrollo Social, Nora Calderone, contó que los titulares empezaron a trabajar con bloques intertrabados, que por su tamaño permitían producir un buen número diario. Ahora se están produciendo baldosas de cuarenta por cuarenta centímetros; en este caso la confección lleva mayor tiempo. “Desde que estamos en el gobierno nos mantenemos en contacto permanente con integrantes del Dirección de Economía Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo. Allí se presentó el proyecto, que luego fue aprobado, y que consta de varias etapas”, dijo.

El objetivo más cercano en el horizonte es cumplir con las dos etapas que restan implementar (realizar rampas y mobiliario urbano). Al respecto, la funcionaria municipal adelantó que la idea es empezar a principio del año que viene, pero para ello será necesario crear nuevos moldes y, principalmente, sumar más titulares y así poder hacerle frente a la demanda que crece día a día, demostrando el éxito del programa Prist que, a la vez, posibilitará brindar trabajo a cada vez más vecinos.

 

 

Deja un comentario